Archivo de la etiqueta: Ciencia

Terraplanismo

“La Tierra es plana”. Directo al tema. Esta frase que pareciera ser del siglo antepasado, es una frase que muchas personas lo dicen en serio. Nadie se detiene a pensar en la forma de la Tierra, todos damos por hecho que es una esfera (geoíde para ser precisos). Es algo tan básico que nos parece ridículo que alguien nos diga que no es así. Estamos en una época donde la tecnología ha tenido avances muy grandes e importantes y aún así nos seguimos peleando por cuál es la forma de la Tierra.

Veamos un momento el mundo desde sus ojos: no podemos ver la curvatura de la Tierra (con nuestros propios ojos), el nivel del agua es siempre plano, no se sabe que los pilotos tengan que ir corrigiendo la dirección del avión ya que, si no lo hicieran, terminaríamos en el espacio exterior; nadie ha excavado lo suficiente para haber llegado hasta el otro lado de la Tierra, en fin, no hay ninguna evidencia palpable de que sea cierto. Solamente tenemos fotografías y teorías de que está dando vueltas alrededor del sol, pero nada que realmente podamos comprobar.

De las primeras cosas que se nos ocurre pensar cuando alguien dice que la Tierra es plana, es: ¿Por qué el agua no se cae por los bordes?

Bueno, esto es muy interesante, muchos de ellos dicen (no todos porque ni ellos están de acuerdo entre sí) que hay una especie de domo que cubre la Tierra (si, como en la película de los Simpsons) o, si no hubiera domo, lo que impide que el agua se desborde es la Antártida. Ese continente que sabemos está en el polo sur, ellos dicen que es una pared de hielo que rodea la Tierra (algunos dicen que más allá de la Antártida hay tierras desconocidas) y eso mantiene las aguas donde están.

tierra-plana-1

Fig. 1 Así es como dicen que es la Tierra realmente. Vemos a la Antárdida rodeando a los demás continentes.

Sostienen también que el Sol y la Luna están mucho más cerca de lo que los libros y “científicos” nos han dicho y que son del mismo tamaño (y que ese tamaño es mucho más pequeño también).

6TPX2_

Fig. 2 Así ocurre el día y la noche en la Tierra plana.

Como el Sol es una pequeña esfera (tampoco se deciden la forma que tiene el Sol) no pueden haber planetas girando alrededor de él. Esas cosas que los “científicos” llaman planetas, tales como Venus, Júpiter, etc, son también estrellas; pero un concepto diferente al que tenemos. Nosotros sabemos que el Sol es una estrella y que es demasiado grande incluso para imaginarla. Sabemos también que las demás estrellas que vemos en la noche son inmensas, muchas de ellas mucho más grandes que nuestro Sol.

Ellos dicen que el Sol es… creo que nunca han dicho lo que es, solamente es una luz, y que las estrellas son… tampoco han dicho que son, solamente que son luces más pequeñas que el Sol. Y ahí están los “planetas”: otras luces más pequeñas que el Sol.

Estas luces y objetos brillantes (Luna, Sol y estrellas) giran alrededor de Polaris, la estrella del norte.

stars

Fig. 3 Aquí vemos el aparente movimiento que siguen las estrellas.

Ellos dicen entonces que las estrellas giran, que la Tierra es estacionaria, no se mueve. La Tierra no se mueve porque no podemos sentirlo, no podemos medirlo.

De las cosas más increíbles que dicen es que la NASA es una mentira, que todos los viajes que se han hecho, son mentiras. Obviamente el viaje a la Luna fue ficticio. Todas las fotos que vemos de estrellas lejanas, galaxias y nebulosas, son “photoshop”.

Y la conspiración va mucho más lejos. Dicen que todos los fabricantes de telescopios en el mundo están confabulando para hacer sus instrumentos con chips integrados que hacen que veas imágenes irreales. (Esto también lo dicen algunos, no todos. Todos los argumentos que hayas escuchado de parte de ellos, y los que yo mencionaré en esta entrada, no son aceptados por otros terraplanistas.)

Existe una sociedad de terraplanistas llamada Flat Earth Society (Sociedad de la Tierra Plana) en donde hay mucha información al respecto y hay foros de discusión para todos aquellos que tienen inquietudes. (De nuevo, existen muchos terraplanistas que aseguran que esta sociedad fue creada por personas que no creen en la Tierra plana con el objetivo de ridiculizar la teoría.)

En este momento no quiero dar muchas explicaciones ni entrar en tanto detalle acerca del tema porque podría ser una entrada demasiado larga. Lo que iré haciendo es que si alguno de ustedes lectores tiene un comentario o explicación al respecto, puedo irlo agregando a la entrada y tener más contenido. Aclaro, por si no está claro aún, que no soy partidario de esta teoría. He leído varias cosas al respecto y entre más investigo, más ridícula me parece. Si tienes dudas de la forma de la Tierra, investiga. No te creas todo lo que viste en un videíto de YouTube y ya defiendas a muerte la teoría. Dejaré una frase que leí en algún sitio y me parece muy acertada: “La ignorancia no es mala, siempre que el ignorante acepte su condición y desee aprender”. Porque no es malo que consideres que la Tierra pueda ser plana, lo malo es que ahí te quieras quedar porque no quieras investigar más o porque lo que investigaste no lo entendiste.

Yo aprendí mucho de como funciona el modelo heliocéntrico gracias a que quería investigar más que los que solamente decían: “La Tierra es plana porque la estrella polar siempre está en el mismo sitio en todo el año a pesar de la enorme distancia que recorre la Tierra alrededor del Sol”. Si no entiendes algo, investígalo y no te quedes en teorías ridículas ni des explicaciones que no entiendes.

Y por último, un consejo para cualquier tipo de debate o polémica en la que te encuentres:

Cuando te hagan una pregunta de la que no sepas la respuesta, no inventes cosas, simplemente di “No lo sé”.

Anuncios

La cuarta dimensión

Últimamente he estado leyendo acerca de este tema (la cuarta dimensión, como indica el título) y por más que leo y veo videos en YouTube, esto sigue estando en un nivel superior a mi entendimiento. Nivel que, me atrevo a decir,  ningún humano es capaz de comprender.

Lo que leerás a continuación requiere un conocimiento básico de geometría espacial, entender que vives en un mundo de tres dimensiones y saber diferenciarlas, entender que un ente de n dimensiones, no puede existir en un universo donde se aprecian menos de n dimensiones; y sobre todo, mucha, pero muchísima imaginación para tratar de entenderlo.

La cuarta dimensión –  y no estoy hablando del tiempo, lo menciono porque muchas personas consideran que el tiempo es la cuarta dimensión (para entender lo que voy a decir, olvida la idea de que el tiempo es otra dimensión), hablo de un cuarto eje perpendicular a los otros tres que podemos percibir – es un concepto demasiado abstracto que ya que no se puede representar fielmente en un universo donde solo podemos movernos a lo largo de, solamente, tres ejes especiales.  Estos tres ejes que sí podemos percibir, para su mejor comprensión, diremos que son: arriba-abajo, izquierda-derecha y atrás-adelante. Estos tres ejes son perpendiculares entre sí, esto es, forman un ángulo de noventa grados cada uno con cualquiera de los otros dos. No hay forma de “dibujar”  un cuarto eje y que sea perpendicular a los otros tres así como no es posible dibujar en una hoja de papel (dos dimensiones) los tres ejes y que estos sean perpendiculares entre sí.

Fig. 1 Los tres ejes que podemos percibir: izquierda-derecha (rojo), adelante-atrás (azul) y arriba-abajo (verde).

Comencemos con lo básico (yo sé que dije que necesitabas ciertos conocimientos para entender lo que explicaré, pero aún así, les refrescaré la memoria), un punto, es cero dimensiones, no tiene ni arriba-abajo, ni  izquierda-derecha, ni atrás-adelante  (hablo del concepto matemático de punto). Una línea, es una dimensión, solamente es izquierda-derecha. Un cuadrado son dos dimensiones, izquierda-derecha y arriba-abajo. Y un cubo son tres dimensiones, puedes moverte de izquierda a derecha, de arriba abajo y de atrás para adelante.

Fig. 2 De izquierda a derecha:
0D – punto, 1D – Línea, 2D – Cuadrado, 3D – Cubo

Vemos que cada “ente” es formado por el “ente” de una dimensión anterior estirado en una dimensión que no tenían. Para hacer una línea se toma al punto y se estira en el eje x (o cualquiera de los otros dos). El cuadrado se forma tomando la línea y estirándola en un eje diferente al que se estiró el punto, por ejemplo en el y. Y el cubo de genera estirando el cuadrado en el eje faltante, el eje z en nuestro caso.

Para que esto funcione, cada eje debe ser perpendicular a cada uno de los otros, o sea, cada eje debe formar un ángulo de 90 grados con cualquiera de los otros. El eje rojo forma un ángulo de 90 grados con el eje azul y con el verde, y el verde con el azul también son 90 grados.

En un papel, o aquí en tu monitor, no se puede apreciar esto cuando se muestran los tres ejes ya que se está perdiendo un eje. Vemos que el eje rojo y verde sí forman un ángulo de 90 grados, pero el eje azul no forma esa medida con ninguno de los otros dos.

Claro que podemos ver que esto sí ocurre en el mundo real: un edificio tiene alto, largo y ancho, los cuales forman 90 grados cada uno respecto a cualquier otro.

Entonces, tratar de mostrar en una imagen cuál es la cuarta dimensión puede ser confuso ya que no podemos representar fielmente una cuarta dimensión en un mundo donde solamente podemos apreciar tres. Pero en un papel se vería algo así:

4axis

Fig. 3 Se agregó un cuarto eje (amarillo).

Como vemos, el nuevo eje (amarillo) solamente forma un ángulo de 90 grados con el eje azul porque estamos representando 4 dimensiones en una pantalla de dos dimensiones.

Entonces, si hacemos lo mismo que se hizo en la figura 2 con el cubo, tendríamos algo así:

tesseract1

Fig. 4 Un cubo desplazado en un cuarto eje.

Tenemos el cubo amarillo, el cual fue desplazado en dirección de las líneas rosas hasta llegar a la posición del cubo azul. Esta es una de miles de vistas de un cubo estirado en la cuarta dimensión. A este cuerpo se le llama teseracto o hipercubo.

hypercube

Fig. 5 Aquí podemos ver un hipercubo girando sobre el cuarto eje.

Una línea está formada por dos puntos. Un cuadrado está formado por cuatro líneas. Un cubo está formado por seis cuadrados y un teseracto está formado por ocho cubos. ¿Puedes verlos?

8cubes

Fig. 6 Los ocho diferentes cubos que conforman un teseracto.

Si. Me doy cuenta de que algunos no parecen cubos, se ven muy aplastados. Esto es por la perspectiva. Dijimos que se pierden los ángulos y las distancias entre vértices, pero créanlo, todos son cubos perfectos.

En teoría, si pudiéramos movernos en un cuarto eje, podríamos hacer cosas bastante mágicas. Pensemos en lo siguiente. Si nosotros dibujamos un cuadrado en un papel, podemos poner un dedo dentro del cuadrado y, sin abrir el cuadrado ni borrar ninguna línea, podemos tocar una parte la hoja fuera del cuadrado. Esto en teoría sería igual si nos moviéramos en un cuarto eje: Podríamos entrar, por ejemplo, a una casa sin necesidad de abrir ninguna puerta, simplemente moviéndonos en el cuarto eje.

El tema puede extenderse demasiado pero esto solamente es algo básico. En YouTube hay cientos de videos hablando de este tema. Uno de mis favoritos, donde explica lo de salir del cuadrado moviéndonos en el tercer eje, es un video de Carl Sagan, donde explica la cuarta dimensión de una forma muy agradable, y al final del video, se extiende en un tema más allá:

Unos desarrolladores crearon un videojuego referente a este tema. Es un juego que no he jugado pero tengo  muchas ganas hacerlo. El juego se llama Miegakure y consiste en ir atravesando un mundo tetradimensional donde solamente percibimos tres dimensiones. Es muy extraño el concepto y bastante original:


Algoritmo Doomsday

Recuerdo que hace mucho vi en la televisión un reportaje de un niño de unos 10 años al que anunciaban como niño prodigio, como un  genio. La razón: el niño podía decirte que día de la semana fue cualquier fecha que le mencionaras.

Tu le preguntabas, por ejemplo “7 de abril de 1989” y tras un rato de concentración y cálculos, el niño decía: “fue viernes…”

Mucha gente empezó a hacer este “truco” y era algo asombroso, porque te pones a pensar y dices “¿Cómo rayos puede saber eso?” “¿Qué cálculo tendrá que hacer para saberlo?” O quizá pienses que es más fácil de lo que parece, ¿y sabes qué? tienes razón.

Una vez, hace como 10 años estaba paseándome por ahí cuando vi en un puesto de revistas un cómic, un tanto grande, que decía : “La muerte de Superman” (Quizá a los que saben de DC Comics ya les suene familiar…)

No compré el cómic en cuestión porque no soy muy fan de esta lectura y además estaba algo caro así que lo dejé pasar y se me olvidó incluso, y un día no tan lejano a hoy busqué “la muerte de superman” en internet y me dí cuenta de que el enemigo invencible de Superman se llama “Doomsday” o traducido al español sería algo así como “Día del fin del mundo” y entonces empecé a buscar información de este personaje y por ahí vi que decía: “Doomsday Algorithm” Se escuchaba interesante y vi que era…

¿Qué rayos tiene que ver el niño prodigioso de las fechas y Superman?

Pues resulta que el Algoritmo Doomsday es un método que sirve para poder saber que día de la semana es una fecha dada, así que si quieres aprenderlo, sigue leyendo, el método no es difícil en absoluto, ahí te van los pasos:

1.- Calcular el Doomsday del año en cuestión (del que te están preguntando).

El Doomsday es un día específico de la semana.

El Doomsday de un año es el último día de Febrero. En un año normal, el Doomsday será el 28 de Febrero y en un año bisiesto el Doomsday será el 29 de Febrero.

Nota:

Yo creo que toda la gente sabe que cada cuatro años es año bisiesto, o sea, los múltiplos de 4, pero hay más acerca de los años bisiestos que no toda la gente sabe: los años que son múltiplos de 100 no son bisiestos aunque sean múltiplos de 4 y los años que sean múltiplos de 400 si son bisiestos, aunque sean múltiplos de 100.

Los años 100, 200 y 300 no son bisiestos, el 400 si, el 500, 600 y 700 no y el 800 si, etc.

Ya que sabemos el Doomsday del año es muy fácil calcular cualquier día de la semana de ese Febrero trabajando con múltiplos de siete.

Si tomamos este año (2015) para ver cual es el Doomsday veremos que es Sábado, que es 28. Y si nos preguntaran ¿qué día de la semana fue el 14 de Febrero de este año? sabemos que el Doomsday es sábado y es 28, entonces el 21 fue sábado y el 14 fue sábado. Búscalo en el calendario para que veas que así es.

Si nos preguntan por el 3 de Febrero…

El 28 es sábado, el 21 es sábado, el 14 es sábado, el 7 es sábado y cuatro días antes (el 3) fue martes.

2.- Calcular los Doomsday  de los meses pares del año en cuestión.

Se tiene que mencionar que un año queda determinado por su correspondiente Doomsday que es el último día de Febrero y que los demás Doomsday del año serán los mismos días que el último día de Febrero.

Sabiendo cual es el Doomsday, se pueden calcular inmediatamente ciertos días de otros meses. Existen 52 (o 53) días en el año que son iguales al Doomsday, el último día de Febrero, y cada mes tiene su forma de calcular su Doomsday que es lo que haremos ahora para los meses pares (2, 4, 6, 8, 10 y 12).

Los meses pares son: Febrero, Abril, Junio, Agosto, Octubre y Diciembre. Algo que debemos de tener en cuenta es que a Febrero no lo tomaremos en este paso puesto que fue el mes donde se calculó el Doomsday.

Para el n-simo mes, el Doomsday será el n-simo día de ese mes, recordando que sólo estamos trabajando con los pares excepto Febrero, en otras palabras, el cuarto día del cuarto mes, el sexto día del sexto mes, el octavo día del octavo mes, el décimo día del décimo mes y el doceavo día del doceavo mes.

Más claramente:

El 4 de Abril es un Doomsday.

El 6 de Junio es un Doomsday.

El 8 de Agosto es un Doomsday.

El 10 de Octubre es un Doomsday.

El 12 de Diciembre es un Doomsday.

¿Qué significa que son Doomsday estos días? Pues que son el mismo día de la semana que el último día de Febrero, en nuestro caso (2015) significa que estas 5 fechas de arriba es sábado. Chécalo en el calendario.

Entonces si nos preguntan qué día será la Navidad (25 de Dic) del 2015…

Sabemos que el 12 de Diciembre será sábado, el 19 será sábado, el 26 será sábado y el día anterior (Navidad) será viernes. Eso es otra cosa que podríamos agregar a la lista de mnemónicos: La Navidad siempre es el día anterior al Doomsday.

Si nos preguntaran qué día fue el día del niño (30 de Abril)…

El 4 de Abril fue sábado, el 11 fue sábado, el 18 fue sábado, el 25 fue sábado y después de 5 días será jueves.

3.-Calcular los Doomsday de los meses impares.

Calcularemos ahora los Doomsday  para los meses impares: 1, 3, 5, 7, 9 y 11, o sea, Enero, Marzo, Mayo, Julio, Septiembre, Noviembre.

Para recordar los Doomsday  de los meses 5, 7, 9 y 11 nos sugieren este mnemónico:

“Yo trabajo de nueve a cinco en el 7Eleven”

¿Qué nos quiere decir esta frase?

Que el noveno día del quinto mes es Doomsday.

9 de Mayo

Que el quinto día del noveno mes es Doomsday.

5 de Septiembre

Que el séptimo día del onceavo mes es Doomsday.

7 de Noviembre

Que el onceavo día del séptimo mes es Doomsday.

11 de Julio

Tenemos los Doomsday de Mayo, Julio, Septiembre y Noviembre.

Veamos del mes de Marzo:

Partiremos del hecho de que el último día de Febrero (sin importar si es 28 o 29) también le podríamos denominar como cero de marzo, porque el siguiente día al último de Febrero es primero, el día anterior será cero. Entonces, el cero de Marzo es Doomsday -les sigo recordando que es el último día de Febrero- y después de siete días será Doomsday  otra vez, o sea, el 7 de Marzo.

Para Enero nos dan este enunciado explicativo:

Es Doomsday el tres de Enero tres de cuatro años, los no bisiestos, y es Doomsday el cuatro de Enero el cuarto año, el bisiesto.

Veamos un ejemplo:

¿Qué día de la semana va a ser el Día de Muertos (2 de Noviembre del año 2015)?

Si recordamos la frase del 7Eleven nos daremos cuenta que el 7 de Noviembre es Doomsday y cinco días antes (2 de Noviembre) será lunes.

Otro ejemplo:

¿Qué día de la semana fue el Día del Trabajo (1ro de Mayo)?

Necesitamos de la frase del 7Eleven, que dice: “Yo trabajo de 9 a 5…” y entonces sabemos que el 9 de Mayo es Doomsday y el 2 es Doomsday, por lo tanto, el Día del Trabajo fue sábado.

Otro ejemplo:

¿Que día fue el día de reyes (6 de Enero)?

La forma de recordar cual es el Doomsday de Enero era con la frase que nos dice que es el tres cuando es uno de los tres años no bisiestos, y es cuatro al cuarto año, el bisiesto. Puesto que este año (2015) no es bisiesto, tendremos que el Doomsday de Enero es el 3 y entonces el día de reyes fue el martes.

Ya somos todos unos masters para calcular cualquier día del año 2015, pero, ¿qué hay con los demás años? Eso es lo divertido, saber que día es en cualquier fecha. Pues veamos como calcular el Doomsday de otros años.

Muy bien, empecemos calculando los Doomsday de un año del siglo XX (1900-1999):

Personas que ya han estudiado esto saben que el Doomsday del año 1900 fue miércoles y de ahí se basan un poco para calcular los Doomsday de ese siglo.

Del año en cuestión tomemos las decenas y las unidades solamente.

Del año 19XX tomamos XX y vamos a calcular tres números:

1.-El resultado de dividir XX entre 12 (sin lo que sobre, sólo la parte entera).

2.-El residuo que nos quedó en el paso uno.

3.-El resultado de dividir lo del paso dos entre cuatro (sólo la parte entera).

Ejemplo:

¿Cúal fue el Doomsday del año 1938?

Tomamos solamente el 38

1.-Dividimos entre 12 y es 3.

2.-Y sobran 2.

3.-Dividimos 2 entre 4 y, naturalmente, toca 0.

Ahora tomamos esos tres números y los sumamos: 3+2+0=5

Nota:

A ese resultado tendremos que sacarle el módulo entre 7. ¿Qué es el módulo?

Es una operación matemática que nos devuelve el residuo de una división en lugar del cociente. Ejemplo:

23/6 son 3 y sobran 5

Para denotar al módulo se escribe la palabra mod

23 mod 6=5

32 mod 13=6

porque 32/13 es igual a 2 y sobran 6

3 mod 5= 3

3/5 es igual a cero y siguen sobrando 3

Entonces decíamos que a nuestro resultado tendremos que sacarle el módulo 7. El resultado había sido 5, entonces 5 mod 7 = 5

Y este cinco es el que nos importa. Como habíamos dicho antes, el Doomsday del año 1900 fue miércoles, entonces le sumaremos a ese día nuestro resultado:

miércoles + 5 = lunes

El Doomsday del año 1938 fue lunes.

Otro ejemplo:

¿Cuál fue el Doomsday del año 1929?

Tomamos el 29

1.-Dividimos 29 entre 12 y eso es igual a 2.

2.-Sobran 5.

3.-5 entre 4 es 1.

2+5+1=8

8mod7=1

miércoles+1=jueves

El Doomsday del año 1929 fue jueves.

Vamos con un ejemplo más completo:

¿Qué día de la semana fue el 21 de Junio de 1962?

Primero calculamos el Doomsday de ese año.

62/12=5

sobran 2

dos entre 4 es cero

5+2+0=7

7mod7=0

miércoles+0=miércoles

Miércoles, ese es el Doomsday del año 1962

El 6 de Junio fue miércoles, el 13 también y el 20, entonces el 21 de Junio de 1962 fue jueves.

Muy bien, ya sabemos como calcular cualquier fecha entre el primero de enero del año 1900 hasta el 31 de diciembre del año 1999.
Sabemos que el Doomsday del año 1900 es miércoles y apartir de eso podemos saber cual es el Doomsday desde el 1900 hasta el 1999, por decirlo de alguna manera, el miércoles es el año que “rige” el siglo XX (1900-1999).

Vamos a ver como calcular que días “rigen” otros siglos.
Si se observan los años cerrados (1200, 1300, 1400, etc) nos daremos cuenta que el día que los “rige” es siempre uno de estos cuatro días: martes, domingo, viernes o miércoles, y siempre se repiten en un ciclo. Del año 1 al 99 lo “rige” el martes, del 100 al 199 el domingo, del 200 al 299 el viernes, del 300 al 399 el miércoles, del 400 al 499 el martes, … etc.
Así que es muy fácil saber que día “rige” a cada siglo.
Imagínemos que nos preguntan: ¿Qué día “rige” el siglo XIV? (Ya sé, ya sé, nadie nos va a hacer una pregunta de esta clase, pero es sólo un ejemplo, sigamos).
El siglo XIV (catorce) comprende desde el año 1300 hasta el 1399, lo que vamos a hacer es desaparecer las últimas dos cifras de la derecha y trabajaremos con el número que queda. En nuestro ejemplo, sería el año 13XX, entonces quitamos XX y nos queda 13. A ese número le sacaremos el módulo 4:

13 mod 4=1

X mod 4 Siempre nos devolverá un número entre cero y tres.
Si nuestro resultado fue cero, el día que “rige” ese siglo será martes.
Si el resultado es uno, el día será domingo.
Si es dos, será viernes.
Si es tres, será miércoles.

De ahí sacamos lo que comentábamos al principio del siglo XX (1900-1999) que es miércoles.

Entonces decíamos que:
13 mod 4=1
Cuando el resultado es uno, el día que lo “rige” será domingo. En palabras más claras: El Doomsday del año 1300 es domingo.

Y ahora vamos con un ejemplo que no sea del siglo XX (1900-1999):
¿Qué día de la semana fue el 9 de agosto de 1425?

Tomamos el año y le quitamos las dos últimas cifras:
1425

14

14 mod 4=2

Si el resultado es dos, el día en el que nos basaremos será el viernes.

Y ahora sólo vamos a tomas las dos últimas cifras del año en cuestión:
25

25 / 12=2

25 mod 12=1

1 / 4=0

2+1+0=3

viernes+3=lunes

El Doomsday del año 1425 es lunes.
El ocho de agosto fue lunes, entonces el nueve de agosto de 1425 fue martes.

En internet puedes buscar calendarios de otros años para comprobar que efectivamnte es cierto lo que digo.

Un ejemplo más rebuscado como el que nos deja en los comentarios emerson:
¿Que día de la semana será el 17 de julio de 289687666?

2896876 mod 4 = 0
Martes

66 / 12 = 5
sobran 6
6 / 4 = 1

5+6+1=12
12 mod 7 = 5

martes + 5 = domingo

El 11 de julio es domingo, 18 es domingo y el 17 de julio del año 289687666 será sábado (aunque quizá el mismo planeta ya no exista, será sábado).

Y otro ejemplo que nos dá Antonymanz, qué día de la semana será el 23 de Noviembre de 1872578?

18725 mod 4 = 1
Domingo

78 / 12 = 6
sobran 6
6 / 4 = 1

6+6+1=13

13 mod 7 = 6

domingo + 6 = sábado

El Doomsday del año 1872578 será sábado, el 7 de Noviembre será sábado, el 14 de Noviembre será sábado, el 21 de Noviembre será sábado, y el 23 de Noviembre de 1872578 será lunes.

Este es un pequeño script que yo mismo hice sólo para que verifiques las fechas que quieras.
http://angevil.onlinewebshop.net/doomsday/

Y creo que eso es todo, si se practica, se vuelve muy sencillo calcular cualquier fecha, y todo esto gracias al matemático John Horton Conway, el cual ha hecho grandes descubrimientos y bastante interesantes, entre ellos:
La constante de Conway, que viene dada por algo que se llama “desintegración audioactiva”.
Inventó un sistema de numeración llamado “Los números surreales”.
Creó algo llamado “El juego de la vida” y otro llamado “Juego del drago”, es para dos jugadores y se puede jugar con una hoja de papel y lápiz…
En fin, las matemáticas son algo interesantes si se les busca ese lado.
Diviértanse con sus amigos al adivinarles el día de la semana de cualquier fecha.


Existe o no…?

INTRODUCCIÓN:

Antes de entrar en la demostración matemática, haré una
pequeña introducción filosófica y teórica del
problema.

El ser humano nace con un desconocimiento absoluto del mundo. Adquiere
conocimiento de la realidad a partir de la observación, es decir,
percibiendola. Por ejemplo, una persona que nace en la selva, constata la
existencia de su pequeño entorno, los árboles que él ve, pero de ningún modo
puede “suponer” la existencia del mar. Dar por sentado su existencia sería
erróneo, por que del mismo modo que supone la existencia de un mar de agua
salada, también podria “creer” en un mar de agua azucarada, un mar de plomo
fundido, o un mar de heces fecales. Sólo entrará a formar parte de su realidad
cuando lo perciba de algún modo, por ejemplo cuando viaje a la costa y lo vea.
O cuando alguien que le merezca confianza lo haya percibido y se lo cuente. Y
siempre asimilándolo de forma provisional, ya que las observaciones (o
testimonios) pueden ser engañosas, y debemos estar dispuestos en
todo momento a modificar nuestra concepción de la realidad, pero
siempre en base a percepciones, pruebas.

Vamos ampliando esta realidad a lo largo de los años como
personas individuales, pero también a lo largo de las generaciones como
civilización, a través del conocimiento científico. Vamos aumentando
el conocimiento “cierto” de nuestro universo gracias a la
ciencia, a paso lento pero firme. No podemos dar nada por cierto ni como
existente hasta que no sea percibido de la realidad. De lo
contrario caeríamos en la paradoja del mar.

Parece claro que estamos obligados a restringir nuestra realidad
sólo a lo que percibimos como individuos o como civilización.

NUDO:

Sin embargo, en ocasiones el ser humano actúa de forma contraria a
esta filosofía dando por ciertas “posibles realidades” que no ha
percibido de ningún modo, pero que le vienen bien para cubrir
sus miedos, y sobre todo su ignorancia.
El caso más destacado por lo extendido de la idea es la
creencia en la existencia de “Dios”, entendido como ser
todopoderoso con inteligencia y voluntad.

Esta idea entra dentro de las cosas no demostradas. Como se ha comentado
antes, no podemos dar por sentada su existencia, ya que si lo
hiciéramos podríamos dar por sentada la existencia de un Dios, 2
Dioses, 3 Dioses, los duendes mágicos o las súper-moscas extraterrestres
todos ellos sin ningún fundamento.

Los creyentes han escogido como cierta una cosa (a Dios) de
entre todas las cosas que podrían existir, pero que no han sido
percibidas de ningún modo.

De ahora en adelante, denominaremos SUPERCONJUNTO a “el conjunto
de cosas que podrían existir pero que no han sido demostradas”.

Dentro del SUPERCONJUNTO están incluidos los 2 conjuntos siguientes:

  • Cosas que no existen           (luego no se han demostrado)
  • Cosas que existen (pero no se han demostrado)

Las “cosas que no existen” es un conjunto infinito (creo que esto es
evidente).
Las “cosas que existen” es un conjunto finito (también evidente).

Estos son dos axiomas sobre los que se edifica la
argumentación. Si alguno no fuera cierto, el razonamiento perdería
todo su fundamento.

DESENLACE:

Los creyentes han elegido el elemento “Dios” de entre todos los elementos del SUPERCONJUNTO, con la esperanza de que esté incluido dentro del
subconjunto “cosas que existen” y por tanto fuera del subconjunto
“cosas que no existen”.

Resumiendo, han escogido un elemento de un conjunto formado por 2
subconjuntos: uno finito y otro infinito.

¿Qué probabilidades hay de que el elemento escogido esté dentro
del subconjunto infinito?
Según la teoría de probabilidades, es fácilmente demostrable
que el elemento escogido pertenecerá al conjunto infinito con
un 100% de probabilidad.

Por tanto, existe un 0% de probabilidades de que “Dios”
pertenezca al conjunto “cosas que existen”. Es decir, una persona que afirma que “Dios existe”, se equivoca con toda probabilidad.

Matemáticamente, Dios no existe.

CONCLUSIÓN:

Este ensayo no trata de demostrar la inexistencia de
Dios, sino la inexistencia de cualquier cosa elegida de forma
totalmente aleatoria, fruto “puro” de nuestra imaginación. Lo que
demuestra es que al dar por existente algo, debe hacerse en
base a algún indicio o prueba. De lo contrario se tratará de
una elección al azar entre cosas existentes y cosas
inexistentes, y, si la elección es totalmente aleatoria (y este
es el 3er axioma
), con toda seguridad pertenecerá al conjunto
de cosas que no existen.

El creyente negará (entre otras muchas cosas) la veracidad de
este 3er axioma, afirmando que la elección del elemento Dios tiene
algún fundamento. Desde el punto de vista del autor, no existe tal
fundamento, es una elección totalmente arbitraria de un producto de
la imaginación, y por tanto pertenece con toda probabilidad al
“conjunto de las cosas que no existen”.

En todo caso, este artículo no debe interpretarse como una
demostración pretenciosa de la inexistencia de Dios, sino como un
artículo curioso que ayuda a ver el tema desde un punto de vista
distinto y nuevo, que intenta trasladar la discusión sobre la
existencia de Dios a la discusión sobre la veracidad de los
axiomas. Si tales axiomas se consideran ciertos, el
razonamiento es impecable.

Fuente.

http://ateismo.ws/articulos/humor/demostracion_matematica_inexistencia_dios.html


1+1=0 y 1=2

Se puede demostrar con unas fórmulas que uno más uno es igual a cero, y también que uno es igual a dos.
Para entender esto necesitas tener conocimientos sobre álgebra, si no no vas a entender nada. Empecemos con las demostraciones:
Tenemos que uno más uno es igual a uno más uno:
1+1=1+1
Sustituimos un 1 por √1
1+1=1+√1
Factorizamos el uno dentro del radical:
1+1=1+√[(-1)(-1)]
Separamos ambos -1:
1+1=1+√(-1)(-1)
Sustituimos
√(-1) por i:
1+1=1+i x i
1+1=1+i²
Como i² es -1:
1+1=1+(-1)
1+1=1-1
1+1=0

Vamos ahora con 1=2
Tenemos:
a=b
Multiplicamos por a
a²=ab
Restamos b²:
a²-=ab-
Factorizamos:
(a+b)(a-b)=b(a-b)
Dividimos entre
(a-b):
a+b=b
Como a=b:
b+b=b
2b=b
Dividimos entre b:
2=1


A %d blogueros les gusta esto: